. .
Español
México
Entrar a su cuenta
Consejo de Terralivro.com
Libros parecidos
Más, otros libros, que pueden ser muy parecidos a este:
Herramientas de búsqueda
Libros recomendados
Novedades
Publicidad
FILTRO
- 0 Resultados
precio mínimo: 18,00 €, precio máximo: 24,95 €, precio promedio: 21,98 €
El piojo rojo
Libro agotado
(*)
El piojo rojo - Pasta blanda

2001, ISBN: 9788481916119

[ED: Taschenbuch], [PU: Pre-Textos], El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político. Aquilino Duque Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España. Versandfertig in 2-4 Wochen, DE, [SC: 0.00], Neuware, gewerbliches Angebot, offene Rechnung (Vorkasse vorbehalten)

Libro nuevo Booklooker.de
buecher.de GmbH & Co. KG
Gastos de envío:Versandkostenfrei, Versand nach Deutschland (EUR 0.00)
Details...
(*) Libro agotado significa que este título no está disponible por el momento en alguna de las plataformas asociadas que buscamos.
EL PIOJO ROJO - Aquilino Duque
Libro agotado
(*)
Aquilino Duque:
EL PIOJO ROJO - Pasta blanda

2001, ISBN: 8481916110

ID: 15666752278

[EAN: 9788481916119], Neubuch, [PU: Editorial Pre-Textos], 308 pp. El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: ¿Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político.¿ Aquilino Duque. Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España.

Libro nuevo Abebooks.de
KALAMO LIBROS, S.L., Madrid, MADRI, Spain [50975631] [Rating: 5 (von 5)]
NEW BOOK Gastos de envío: EUR 3541.73
Details...
(*) Libro agotado significa que este título no está disponible por el momento en alguna de las plataformas asociadas que buscamos.
El piojo rojo - Aquilino Duque
Libro agotado
(*)
Aquilino Duque:
El piojo rojo - Pasta blanda

2001, ISBN: 8481916110

ID: 3894334972

[EAN: 9788481916119], Neubuch, [PU: Pre-Textos], NOVELA Y NARRATIVA, El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: "Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político. " Aquilino Duque Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España.

Libro nuevo Abebooks.de
AG Library, Malaga, Spain [55702467] [Rating: 4 (von 5)]
NEW BOOK Gastos de envío: EUR 10.00
Details...
(*) Libro agotado significa que este título no está disponible por el momento en alguna de las plataformas asociadas que buscamos.
El piojo rojo
Libro agotado
(*)
El piojo rojo - Pasta blanda

1993, ISBN: 9788481916119

[ED: Taschenbuch], El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: ¿Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político.¿ Aquilino Duque Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España. Versandfertig in 2-4 Wochen, [SC: 0.00]

Libro nuevo Booklooker.de
buecher.de GmbH & Co. KG
Gastos de envío:Versandkostenfrei, Versand in die EU (EUR 0.00)
Details...
(*) Libro agotado significa que este título no está disponible por el momento en alguna de las plataformas asociadas que buscamos.
El piojo rojo
Libro agotado
(*)
El piojo rojo - Pasta blanda

1993, ISBN: 9788481916119

[ED: Taschenbuch], El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: ¿Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político.¿ Aquilino Duque Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España. Versandfertig in 2-4 Wochen, [SC: 0.00]

Libro nuevo Booklooker.de
buecher.de GmbH & Co. KG
Gastos de envío:Versandkostenfrei, Versand nach Deutschland (EUR 0.00)
Details...
(*) Libro agotado significa que este título no está disponible por el momento en alguna de las plataformas asociadas que buscamos.

Detalles del libro
El piojo rojo
Autor:
Título:
ISBN:

El piojo rojo tenía que haber salido en 1993, año en que le puse punto final. Después de algún que otro pinchazo en hueso, se me brindó el primer premio con el que una prestigiosa editorial iniciaba una colección de relatos de humor. Firmé el contrato, cobré el anticipo y llegué a corregir segundas pruebas. El premio, que creía tener en la punta de los dedos, fue para un artista de cine, y a partir de entonces fueron pasando cosas raras, hasta que se me citó en la editorial, donde poco menos que me trataron de delincuente y me conminaron a escribirles otra novela distinta. Por fortuna, logré recuperar el cuerpo del delito, con el que probé suerte en vano hasta que un amigo, el poeta José Mateos, lo mandó a Pre-Textos. Conservo copia de la carta, fechada en julio de 1993 en Viena en la que anunciaba a la editorial que volaría a Madrid desde Praga para recoger el premio aquel que por fin no alcancé, y conservo el texto que escribí para la solapa y que ahora reproduzco: ¿Hace veinticinco años (en 1968) las fuerzas progresistas de Occidente, con las masas encefálicas a la cabeza, acometían la descomunal empresa de invertir los valores vigentes y el orden establecido para implantar un orden nuevo. Sin esa lucha y ese empeño no existiría El piojo rojo, que no es más que la crónica novelada de aquellos años. Continuación en cierto modo de La luz de Estoril, El piojo rojo no es más que la actualización de una lucha contra un mismo adversario. Las condiciones en que se desarrollaba esa lucha imponían la clandestinidad y la ficción, y nada hay tan novelístico como lo clandestino y lo ficticio. Para empezar, todo conspirador cambia de nombre y se inventa una biografía, cuando no una hoja de servicios, de suerte que el novelista se encuentra hecha la mitad de su tarea. Averiguar el nombre verdadero debajo de un nombre de guerra, la mediocre realidad disimulada en una leyenda áurea, las situaciones cómicas a que se reducen proezas legendarias, las últimas o íntimas motivaciones de actitudes grandilocuentes, siempre fue una tentación para cualquier aficionado a la amena literatura que además viera la vida bajo el prisma del humor. También las ideologías tienen su lado humorístico, un humorismo que no se agota en un género como la novela, sino que como en el caso presente lo desborda para invadir otro género: el teatral, en un par de juguetes cómicos que se insertan como entremeses entre los platos fuertes de los capítulos. Parte de la acción transcurre en España, pero mal podría ser un fresco de una época si la acción no pasara también por ciudades extranjeras de los dos mundos que entonces se enfrentaban. No es cosa de contar aquí el argumento de El piojo rojo. Baste decir que es una evocación de aquellos tiempos en que fumarse un porro era un acto político.¿ Aquilino DuqueAquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, Cambridge, Reino Unido y Dallas, Texas. Entre sus novelas merecen citarse Los consulados del más allá, Los agujeros negros, La luz de Estoril y Máscaras furtivas (Pre-Textos, 1995). Es, además, autor de libros de ensayos y de viajes, entre los que destaca Guía natural de Andalucia (Real Maestranza de Caballería de Ronda / Pre-Textos, 2001). En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993). Su Poesía incompleta (Pre-Textos, 1999), incluye el poemario inédito Entreluces y recoge sus otros libros de poemas ya publicados. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens. En 1975 obtuvo el Premio Nacional de Literatura; de 1975 a 1979 fue secretario literario de la Colección de Bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, y en 1981 ingresó en la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras. Vivió en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975. Actualmente reside en España.

Detalles del libro - El piojo rojo


EAN (ISBN-13): 9788481916119
ISBN (ISBN-10): 8481916110
Tapa blanda
Año de publicación: 1993
Editorial: Editorial Pre-Textos
308 Páginas
Idioma: spa/Spanisch

Libro en la base de datos desde 15.08.2007 07:45:23
Libro encontrado por última vez el 25.05.2017 13:45:27
ISBN/EAN: 8481916110

ISBN - modo de escritura alterno:
84-8191-611-0, 978-84-8191-611-9


< para archivar...
Libros relacionados